Bolivia | Ernesto Zapata Camacho “La gente salio cuando le quemaron la Whipala porque le tocaron el orgullo y la dignidad”

En el aire de CuareAntena, en Radio La Milagrosa, dialogamos con Ernesto Zapata Camacho, Licenciado en Ciencias políticas y referente de la Asociación Boliviana de Laferrere sobre el contexto social y político de Bolivia.

Escuchá la nota completa acá:

 “En este momento es una calma tensa porque hasta hace poco había movilización por todo Bolivia, producto de que el gobierno dictatorial de Añez había suspendido sucesivamente las elecciones. Primero había fecha para llevar las elecciones presidenciales para el 3 de mayo, luego para el 6 de septiembre, después había otra fecha para Julio y para Septiembre y ahora para el 18 de Octubre, todas esas fechas fueron sucesivamente canceladas hasta que se llegó a una gran movilización donde se pidió, de manera inflexible, que se cumpla con la fecha electoral y quedo para el 18 de octubreafirmó Zapata Camacho y agregó que “la movilización también había ya pasado los planos de elección electoral y pedían la renuncia de la presidenta golpista, pero hubo un acuerdo entre la  Asamblea Legislativa, en su mayoría del MAS con el Poder Ejecutivo, para descomprimir esta situación y poner fecha en límite el 18 de octubre y que se cumpla de manera irrefutable las elecciones. Aún asi, a los movimientos sociales les cayó un poco mal esta especie de pacto y muchos llamaron traidores a esa Alianza o a ese pacto y acuerdo, que se llevó a cabo Legislativo y Ejecutivo”.

En ese marco, reflexionó que “en su momento, en las movilizaciones, sabían de esa tomada de pelo de la dictadura y querían que renuncie la presidenta golpista, incluso ya estaban movilizados para ir a la casa de gobierno y sacarla” y añadió que “Lo que estamos viendo es que está muy tensa la situación en Bolivia, los movimientos sociales han levantado los bloqueos, pero están en estado de alerta y de emergencia ante cualquier eventualidad de que quieran posponer la elección, incluso también están pensando de que pueden llevarse a cabo fraude o la proscripción del partido político del MAS”.

“Como no le están dando los tiempos para proscribir al MAS quieren seguir extendiendo las elecciones, pero ya hay muchas denuncias para proscribirlo, para que le saquen la Personería Jurídica, hacer las elecciones y ganar sin tener el partido principal” denunció y remarcó que “son casos parecidos a lo que pasó también en distintos países de la región, en Brasil que sacaron a Lula en Ecuador, qué sacaron a Correa del camino y así de esa manera, sin rivales, quieren ganar las elecciones”.

Con respecto a las organizaciones sociales en este contexto Zapata Camacho expresó que “hay una desconfianza terrible porque mientras se ponen las fechas electorales y se dice que se está pacificando Bolivia, siguen habiendo persecuciones, encarcelamiento de los dirigentes políticos y sociales e incluso están labradas denuncias y órdenes de detención de muchos dirigentes políticosy sostuvo que “Incluso porque las encuestas  dicen que el candidato del MAS Catacora tendría 23%, al igual que el segundo que sería Carlos Mesa que es de la oposición, y esto es mentira, porque las encuestas en realidad son hechas por ellos y distintas encuestas como las de la CELAC dicen que en realidad el candidato del Mas tendría cerca del 42% y el segundo, Mesa cerca del 26%2. Están manipulando las encuestas, siendo qué la situación está pareja en cuanto lo electoral. Muchos estamos pensando en el fraude, que ellos mismos puedan realizar

“La persecución nunca paró, si bien sabemos que esta dictadura había entrado en Bolivia con golpe de Estado, desconociendo el proceso electoral de octubre del 2019 donde Evo Morales había ganado las elecciones y dónde la OEA había intervenido, dando un informe malintencionado y que muchos investigadores lo vieron como nulo, ese informe donde de hecho explicaban qué hubo irregularidades en unas pocas mesas, en las elecciones y que si esas mesas, se las daban al partido opsitor, igual hubiese ganado Evo Morales, con más de 10% en primera vuelta” afirmó el Licenciado.

Sobre el contexto de Bolivia y el Covid 19 expresó que “la situación en Bolivia debe ser de la más desastrosa que debe haber en la región y en el mundo, porque no se hacen los test para verificar la cantidad de gente que tiene Covid y, en todo caso, las personas que son detectadas con enfermedad no son aislados. Así también, se habían comprado respiradores para terapia intensiva y no funcionó ninguno de los que compraron y los compraron a sobre precio. No hay equipos de bioseguridad, los hospitales están colapsados. La Asamblea Legislativa había sacado una ley por la cual se permita la atención en las clínicas privadas, porque los hospitales públicos ya no daban abasto, y aun así a esa ley no la quiere promulgar el gobierno dictatorial” y profundizó en que “esta ley decía que en todas las clínicas privadas pueden ser atendidas las personas y los gastos corren a cargo del Estado, pero no la han querido sancionar porque en realidad ellos fomentaron que la enfermedad se propague de una manera masiva y con esa lógica y ese argumento justifican las postergaciones que se fueron dándolo en las posibles fechas electorales”.

Zapata Camacho hizo referencia al vínculo entre los militares y el poder político dando cuenta que “este gobierno de la dictadura está sosteniendo por la fuerza de los militares que entraron a través de masacres en Bolivia, una de las masacres fue en Senkata donde mataron más de 37 personas, y la forma de perpetuarse es a través de la fuerza porque no tienen esa cuota necesaria que cualquier gobierno tiene. Cuando hay que gobernar y no tienen el apoyo popular, entonces lo que hacen es un terrorismo de Estado en el cual sostienen su poder y ya no quieren ir a la elección, porque saben y se ven perdedores”, también remarcó que “de la mala gestión que hay en la economía, sigue la mala gestión de la educación, se canceló el ciclo lectivo durante todo el año y dejo muchas personas sin educación en Bolivia y esto es un atentado que traspasa todas las fronteras y todas las leyes establecidas y derechos establecidos”.

Incluso en Bolivia dicen que estamos gobernados por extranjeros, porque si ves las composiciones de la dictadura, la mayoría tiene orígenes extranjeros, inclusive croatas. Está bastante caldeada la situación. En los ministerios la mayoría son apellidos extranjeros y encima son racistas. A la población indígena, la mayoría de los habían ido a los bloqueos y a las movilizaciones, los habían llamado bestias humanas. Dan a entender que los que estamos en el mismo Estado Boliviano, vivimos de alquilado, como inquilinos en nuestro propio país” denunció y explicó que “esa es la rabia que hay en Bolivia, la mayoría de la población indígena que es de Bolivia, es maltratada por este gobierno racista y dictatorial. Es por eso que la gente está bastante enojada y el conflicto tampoco es solo de clases sociales, es étnico y racial”.

En ese marco expresó que “el golpe de estado que se llevó a cabo en Bolivia ya se sabía de antemano que sucedería, ya se habían preparado las condiciones para llevarlo a cabo cuando dijeron que iba a haber fraudes en las elecciones y que no se iba a reconocer el ganador. Cuando ganó Evo Morales estaban creando clima de tensión en la sociedad y en la opinión pública, y no se lo evitó obviamente, porque hubo un mal manejo de esta situación” y deslizó que “la inteligencia de Bolivia estaba a cargo de los militares y no de civiles, esto es algo perjudicial porque los mismos que hicieron el golpe de Estado fueron los militares que debían informar al presidente las irregularidades que había en el país. En cuanto a lo que es un proto golpe de Estado y en definitiva la inteligencia para evitar estas situaciones, estaba a cargo de militares de altos rangos, que en su mayoría habían estudiado en Estados Unidos. Esto un error garrafal, casi infantil y, además, dentro del Mas hubo traidores, eso está comprobado, se los identificó. Mucha gente de clase media que se enquistó en el MAS y se alejó de la doctrina del pueblo y dejó de lado al pueblo que no salió  a defender al gobierno Evo Morales, porque habían desmovilizado a los sectores populares

“El gobierno de Evo Morales fue al principio bastante radical, bastante revolucionario y después fue disminuyendo paulatinamente ese carácter revolucionario al incorporarse figuras conservadoras. Por eso la gente salió cuando le quemaron la whipala porque le tocaron el orgullo y la dignidad” concluyó Zapata Camacho.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*