Educación en C.A.B.A. | Graciela Simari “Que volver a clases no sea un castigo y que no sea la población más vulnerable la que sea castigada a ser enviada a clases en este contexto”

En el aire de CuareAntena, en Radio La Milagrosa, dialogamos con Graciela Simari, supervisora del Distrito escolar N°13, que expuso las condiciones en las que se encuentra el sistema educativo de cara al comunicado del Gobierno de La Ciudad de Buenos Aires respecto del retorno a las aulas.

Escuchá la nota completa acá:
 

“Es importante resaltar el trabajo que están haciendo las conducciones del Distrito Escolar N°13, con un pronunciamiento que fue contundente y clarificador de la situación. No solamente de las condiciones impensadas para el regreso a clases sino, también, de las situaciones de las familias, del personal docente y de cada uno de los estudiantes que conforman la matrícula de nuestro distrito” recalcó Simari y agregó que “este pronunciamiento surgió de un consenso de los equipos directivos y muestra a las claras, los motivos por los cuales no podemos pensar un retorno a la precencialidad, ni una apertura de espacios digitales. Me parece que es altamente riesgoso en el contexto de una pandemia donde tenemos 8.700 casos de contagios y más de 300 muertes”.

En ese marco explicó que “en las escuelas tenemos problemas de conectividad y de infraestructura también con la cantidad de gente que pueda estar en funciones, plantel docente y no docente que tiene que asegurar la limpieza e higiene, y hasta ahora no tenemos en claro cómo va a ser esa posible presencialidad y no tenemos aseguradas todas estas cuestiones que son importantísimas a la hora de pensar en un retorno” y dio cuenta que “hay un protocolo que presentaron al Ministerio de Educación de Nación pero es un protocolo que, bajo mi punto de vista, tiene un doble discurso porque corre a la escuela del lugar de educadora, ya que primero querían contactar a los chicos que no tenían conectividad de séptimo grado. Luego se corrió el eje de séptimo grado y comenzaron con los que no tenían conectividad, después empezaron con los niños y niñas que tenían conectividad intermitente o escasa y posteriormente pasaron a los chicos que no tienen lugar en la casa y no tienen una contención. Entonces, de los pocos niños que no tenían conectividad absoluta, pasamos a más de 9.000 chicos y no nos quedó en claro quienes van a estar cubriendo esos lugares”.

En vez de la función de educar, que es la que nos corresponde, pasamos a tener una función de asistencialismo y en el medio de todo estamos poniendo en juego la salud de los alumnos, la de las familias que están bastante precarizadas con esta situación, y la de los docentes que van a recibir a los chicos” denunció.

Respecto al Distrito Escolar N°13 y sus particularidades, Simari comentó que “los días de lluvia y de mucho frío en los barrios implica que no pueden ir a buscar su canasta de alimentos y algunos están con bajo peso y tienen enfermedades pre existentes. Hay muchos casos de vulneración de derechos que están viviendo en una situación de hacinamiento, con muchísima tristeza, con casos confirmados de Covid en los que algunos fueron aislados y otros no se van de la casa por temor a perder sus pertenecías, ni siquiera quieren decir que fueron contagiados por Covid. Imaginen lo que es para ellos ser sacados de las casas, lo que se podía haber solucionado dando conectividad inclusive en franjas horarias. Pero es una cuestión de falta de toma de desiciones, y de ver una realidad porque la pandemia también desnudo el poco presupuesto que educación dispuso para las escuelas públicas” y añadió que “las familias tienen un importante contacto con el personal directivo y docente en cada entrega de las canastas alimentarias y la retribución que tienen los equipos directivos es desde el afecto y el agradecimiento. Además les cuentan como están, porque los docentes se interiorizan de cada situación y las familias no quieren regresar a las escuelas porque temen por sus hijos, porque dada esta situación que estamos viviendo mundialmente, tiene miedo”.

Lo que estamos deseando es que volver a clases no sea un castigo y que no sea la población más vulnerable la que sea castigada a ser enviada a clases en este contexto, porque los chicos que vuelven a clases liberan a los padres que son trabajadores, para tener otros tipos de aperturas, pero es a costa de la vida, y ninguno de nosotros queremos costear en nuestras espaldas tener una deuda de vida, con alguien que aprecia desde el contacto mque tenemos en la comunidad educativa, por desiciones que parecen apresuradas y con falta de criterio” dijo Sinari y concluyó: “No puedo hablar de situación de aprendizaje de los chicos, porque este contexto donde a uno le toca enseñar no te garantiza el aprendizaje cuando en algunos casos, con suerte hay una pantalla del otro lado, en otros caso hay un celular y veces no hay nada

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*