El mismo amor, los mismos derechos – A 10 años de la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario

Se cumplen 10 años de la sanción de la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario. El 15 de Julio del año 2010 en la República Argentina se dio un paso en la conquista de derechos con esta ley que establece que “el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. Ese histórico día el país se convirtió en el primero de América Latina y el décimo el mundo en consagrar la ampliación del matrimonio a personas del mismo sexo.

La aprobación por el Congreso argentino tuvo lugar con el apoyo de  la entonces presidenta Cristina Fernández y fue la única ley que, como diputado, votó el para entonces expresidente Néstor Kirchner. El proyecto fue aprobado por 36 votos a favor, 27 votos en contra y 3 abstenciones a la media noche del 15 de Julio del 2010, después de 14 hs de discusión en la Cámara de Senadores en la Nación.

Vilma Ibarra, una de las impulsoras del proyecto de Ley hace una década dice que la Ley no otorgó sino reconoció “derechos que estaban vulnerados, por tener cierta orientación sexual”, con lo cual “vino a reparar, en principio, algo que había estado dañado por muchos años” y Argentina se convirtió “en una sociedad más igualitaria, más justa, más digna, más decente”.

Desde los años 90 las organizaciones LGBTTIQ+ presentaban proyectos de ley, amparos y fallos judiciales. La aprobación de la ley es el resultado de la lucha que logro que “al mismo amor, los mismos derechos, con el mismo nombre”.

Comenzaron a caer los argumentos que sostienen que algunas formas de auto percibirse y relacionarse no son legítimas y empezamos a cuestionarnos cada vez más, para que la diversidad y la igualdad tengan agenda en discusión pública.  Esta fecha nos recuerda la importancia de la política de la igual y dignidad y refuerza los reclamos pendientes por la universalización de todos los derechos y un trato igualitario para todas las personas.  La Ley de Matrimonio Igualitario, nos hizo retomar la noción del espacio público y de los cuerpo de opinión discursiva no gubernamental, que se movilizaban de manera informal.

Esta ley fue el corolario de varias campañas llevadas a cabo por las organizaciones LGBTTIQ+, que incluyeron desde proyectos de ley de unión civil, hasta una serie de amparos y fallos judiciales. De esa manera, el matrimonio aprobado se vinculó con la forma de reconocimiento, que consiste en tratar a todas las personas con igual respeto. Esta forma de reconocimiento se expreso en el ideal de la universalización de derechos y la prohibición de discriminación arbitraria, pero sobre todo, a partir de esta fecha comenzamos a entender y respetar a cada un para que todos pudieran “ser libres de la carga de un estigma social” y así poder expresar una de las más básicas formas del amor.

El presidente Alberto Fernández celebró en Twitter los diez años de la sanción: “Ese día en la Argentina ampliamos derechos y fuimos una mejor sociedad”, escribió junto al anuncio de los colores que “vistieron” desde la noche anterior las paredes de la sede legislativa argentina.

Hoy ya suman ocho países en la región y 29 en todo el mundo los que han aprobado, por vías diversas, el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*