María Cáseres “no me voy a cansar de hacer el bien, mientras Dios me de vida y fuerzas lo voy hacer”

Desde CuareAntena, en Radio La Milagrosa, dialogamos con María Cáseres referenta del merendero “Los ángeles de María” de Villa Berteth, provincia de Chaco

Escucha la nota completa acá:

Villa Berthet es un pueblito bastante pequeño. Acá trabajamos con el merendero, los niños no están asistiendo al merendero, pero nosotros hacemos la comida y yo me encargo de llevarlo a sus hogares”, explicó Cáseres y añadió que “la verdad es un trabajo muy interesante, porque hay muchas personas que necesitan, a pesar de esta cuarentena y que están necesitadas por el tema de que no hay trabajo, claro que tampoco se puede salir a trabajar. Entonces yo me dedico ayudar a los más necesitados”.

La referenta hizo mención a como hace para conseguir la mercadería que necesitan a diario: “Yo me encargo de pedir las cosas, soy la que salgo a pedir. Mi marido esta haciendo ladrillos, hacemos ladrillos y los vendemos y con eso también compramos las cosas que hagan falta” y deslizó que “es mucho trabajo, muy cansador, pero vale la pena porque yo también soy madre, mis hijos ya están todos grandes pero ya hace dos años que ya estoy trabajando en esto y la verdad necesitamos la ayuda de todos, sabemos que entre todos juntos podemos hacer algo mejor. Pero muchas veces no hay gente con la que se pueda contar”.

Es muy sacrificado, la verdad que lo hago porque no puedo ver que los niños estén pasando necesidades, yo ya me crié en esa situación de no tener nada, no me gustaría que los niños salgan a la calle a buscar un pedazo de pan, por eso me dedico hacer este trabajo. Compramos todo hasta el agua, a veces el municipio nos acerca un tanque, le acerca a la persona que hace el barro” y dio cuenta que “a los cortadores le lleva una tarde cortar 1000 ladrillos, el problema esta en venderlo. Después que lo vendes te vas al mercado y en un ratito lo gastas todo, porque una bolsa de harina acá está bastante cara”.

En ese marco, Cáseres reflexionó que “es todo un proceso, es un trabajo muy cansador, pero no me voy a cansar de hacer el bien mientras dios me de vida y fuerzas lo voy hacer. Quiero que este merendero prospere, que tenga las cosas necesarias para que cuando los chicos se puedan reunir todos nuevamente, podamos estar en otras condiciones. Cuando el merendero estaba abierto venían 60 o 70 personas, los días domingos venían a comer acá, también todas las mamas a comer acá entre semana y 40 o 30 niños a veces mas o menos” y expresó que “mandamos hacer un galpón acá atrás y tenemos nuestras mesas que aún nos faltan muchas mesas, sillas, pero la plata no alcanza para suplir todas las necesidades”.

La mayoría de la población de acá son ladrilleros y las mujeres tienen trabajo en las tiendas, algunos barren las calles. Hay mucha pobreza y necesidad a donde te vas, porque yo soy una que siempre me recorro todo el pueblo caminando. Puede ser que dios le toque el corazón a alguien y pueda ayudar, porque la verdad es bueno ayudar, a veces me siento cansada, me he largado a llorar porque no tenía las cosas, porque me vienen a pedir algunas cosas y por ahí no tengo y me pongo mal. Porque nosotros trabajamos acá y tenemos a mi madre que es jubilada y ella también aporta su granito de arena” y remarcó que “necesitamos mucho que alguien nos den una mano, que nos ayude con toda estas cosas, le estaremos enormemente agradecidos en nombre de todos los niños de este merendero”.

Para colaborar comunicate al: 9373560177
O al Facebook: https://www.facebook.com/maria.caseres.528

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*